Ramas principales [yaku-eda]

En este nuevo post hablaremos sobre las ramas principales, aquellas que proporcionan al árbol su forma básica con base en directrices japonesas, las cuales se les conocen como: yaku-eda.

Juniperus chinensis sargentii, diseñado por Zhao Quingquan
  • Ichi-no-eda (primera rama): Ésta es la rama que primero emerge desde el tronco. Visualmente es también la más pesada, larga y la que proporciona el carácter al resto del bonsái. En otras palabras, si esta rama es recta las otras también deberán serlo y viceversa. Ha de emerger del tachiagari, bien a izquierda o derecha, pero nunca dirigirse hacia el frente o atrás. La siguiente rama, la segunda teniendo en cuenta su posición, es la ni-no-eda, la tercera, san-no-eda, etc.
  • Sashi-eda (rama principal): Es la rama más grande del árbol y la más importante en la creación de un estilo. Generalmente es la misma que la ichi-no-eda.
  • Uke-eda (rama de contrabalance): Se extiende en dirección opuesta a la sashi-eda. Es importante porque proporciona al conjunto la necesaria sensación de equilibrio.
  • Mae-eda (rama frontal) y ura-eda (rama trasera): Un bonsái puede mostrar una antiestética imagen bidimensional sin ellas. Son las que dotan al árbol de profundidad. La rama trasera probablemente sea la más importante de las dos, por ello se debe cuidar mucho su diseño y posición para que desempeñe su papel a la perfección. La rama frontal se coloca por encima del nivel de los ojos (cuando el bonsái se encuentra en su posición correcta) y nunca debe apuntar directamente al observador, siendo preferible que se desvíe ligeramente a derecha o izquierda.
  • Futokoro-eda (ramas de relleno): Estas ramas son las encargadas de cubrir el resto de espacios, que conformarán la copa del árbol.
  • Ochi-eda (ramas inclinadas): En algunos bonsáis determinadas ramas se entrenan, para que se inclinen o tengan una caída pronunciada hacia uno de los lados. Esta técnica crea un movimiento armónico y genera un punto de interés.

Esperamos que los conceptos japoneses de las ramas deseables en un bonsái puedan aportar positivamente a tus proyectos. Un abrazo 🙂